17 julio,2024
InicioAnimación BíblicaDía 7 Novena de Navidad: "El precursor del Mesías"

Día 7 Novena de Navidad: «El precursor del Mesías»

SALUDO

En este séptimo día de la Novena de Navidad, siguiendo el curso de la historia y el progreso de la Revelación, sabemos que la esperanza y promesa anunciada por Juan el Bautista se cumplió en Cristo, pero de un modo que sobrepasa a todas nuestras expectativas humanas. Como juan el Bautista preparemos el camino para la llegada del Señor.

ORACIÓN INICIAL (Del primer día)

ORACIÓN
María, mujer de la escucha,
haz que se abran nuestros oídos;
que sepamos escuchar la Palabra de tu Hijo Jesús
entre las miles de palabras de este mundo;
haz que sepamos escuchar la realidad en la que
vivimos, a cada persona que encontramos,
especialmente a quien es pobre,
necesitado, tiene difi cultades.
María, mujer de la decisión,
ilumina nuestra mente y nuestro corazón,
para que sepamos obedecer a la Palabra
de tu Hijo Jesús sin vacilaciones;
danos la valentía de la decisión,
de no dejarnos arrastrar para que
otros orienten nuestra vida.
10
10
María, mujer de la acción,
haz que nuestras manos y nuestros pies
se muevan «deprisa» hacia los demás,
para llevar la caridad y el amor de tu Hijo Jesús,
para llevar, como tú, la luz del Evangelio al mundo.
Amén.
(Oración del Papa Francisco a María, mayo de 2013)


CANTO N° 7 “Como brotes de olivo”

COMO BROTES DE OLIVO
Como brotes de olivo
en torno a tu mesa Señor
así son los hijos de la Iglesia.
El que teme al Señor será feliz,
Feliz el que sigue su ruta.

Del trabajo de tus manos comerás,
a ti, la alegría, el gozo.

Y tú esposa en el medio de tu hogar
será como viña fecunda.

Como brotes de un olivo reunirás
los hijos en torno a tu mesa.

El Señor bendecirá al hombre fi el
con esta abundancia de bienes.

A los hijos de tus hijos los verás:
la gloria al Señor, por los siglos

PROCLAMACIÓN DE LA PALABRA

“Como está escrito en el libro del profeta Isaías: “Una voz grita en desierto: Preparen el camino del Señor, allanen sus senderos. Los valles serán rellenados, las montañas y las colinas serán aplanadas. Serán enderezados los senderos sinuosos y nivelados los caminos desparejos. Entonces, todos los hombres verán la Salvación de Dios.” (…) La gente le preguntaba: “¿Qué debemos hacer entonces?”. Él les respondía: “El que tenga dos túnicas, dé una al que no tiene; y el que tenga qué comer, haga otro tanto”.

Algunos publicanos vinieron también a hacer bautizar y le preguntaron: “Maestro, ¿qué debemos hacer?”. Él les respondió: “No exijan más de lo estipulado”. A su vez, unos soldados le preguntaron: “Y nosotros, ¿qué debemos hacer?”. Juan les respondió: “No extorsionen a nadie, no hagan falsas denuncias y conténtense con su sueldo” (Lc 3, 4-6. 10-14).

REFLEXIÓN

La voz del que clama en el desierto es Juan el Bautista y proclama que el Señor -el Mesías- viene, y con él su pueblo. La preparación del camino para su llegada consiste en hacer penitencia, convertirse y retornar a Dios, así como el bautismo de penitencia para el perdón de los pecados. Es una tarea realmente gigantesca, trazar un camino por el desierto, transformar los corazones porque todos verán la salvación de Dios. El tiempo de la salvación está alboreando. Dios lo prepara para «toda carne», para todos los hombres. Va a cumplirse el anuncio profético de Simeón: Una luz para iluminar las naciones (2,32). El predicador de penitencia y conversión, el precursor Juan el Bautista tiene una misión que tiene validez para todos los tiempos. Hay que preparar con penitencia y conversión el camino a la salvación que viene a anunciar el Señor.

La verdadera conversión mueve siempre a hacer esta pregunta: ¿qué tenemos que hacer? La predicación de san Pedro había tocado los corazones de los oyentes, que decían: “¿Qué tenemos que hacer, hermanos?” (Hch 2,37). La pregunta por las obras es la que pone el sello real a la conversión, es decir, las obras de sincero amor al prójimo, compartir con los demás de lo que se tiene. No pide a la gente que realicen actos de heroísmo, sino que practiquen la misericordia y el amor al prójimo con obras.

Creer en Jesús implica también creer en la dignidad de los demás y reconocer la grandeza de todo lo creado. Es valorar todos los bienes, como una bendición de Dios. Seamos fraternos y solidarios cuidando de nuestros hermanos y de toda la creación.

PARA DIALOGAR

¿De qué habla el texto bíblico?
¿Qué nos dice a nosotros el texto bíblico?
¿Cómo respondo a Dios ante lo que nos dice en el texto bíblico?

PALABRA DE LA IGLESIA

“Recordemos el modelo de san Francisco de Asís, para proponer una sana relación con lo creado como una dimensión de la conversión íntegra de la persona. Esto implica también reconocer los propios errores, pecados, vicios o negligencias, y arrepentirse de corazón, cambiar desde adentro. Los Obispos australianos supieron expresar la conversión en términos de reconciliación con la creación: “Para realizar esta reconciliación debemos examinar nuestras vidas y reconocer de qué modo ofendemos a la creación de Dios con nuestras acciones y nuestra incapacidad de actuar. Debemos hacer la experiencia de una conversión, de un cambio del corazón” (LS218).

ORACIÓN FINAL

Oración
Jesús, María y José
en ustedes contemplamos
el esplendor del verdadero amor,
a vosotros, confi ados, nos dirigimos
Santa Familia de Nazaret,
haz también de nuestras familias
lugar de comunión y cenáculo de oración,
auténticas escuelas del Evangelio
y pequeñas iglesias domésticas.
Santa Familia de Nazaret,
que nunca más haya en las familias episodios
de violencia, de cerrazón y división;
que quien haya sido herido o escandalizado
sea pronto consolado y curado.
Santa Familia de Nazaret,
haz tomar conciencia a todos
del carácter sagrado e inviolable de la familia,
de su belleza en el proyecto de Dios.
Jesús, María y José,
Escuchen, acojan nuestra súplica.
R/. Amén.
(Papa Francisco, oración a la Sagrada
Familia, Amoris Laetitia)

Articulos Recientes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

DESTACADO

Comentarios Recientes

Pamela Arnez Aguilar en Domingo 14 Durante El Año
Pamela Arnez Aguilar en Los cantos de la Eucaristía
Pamela Arnez Aguilar en Hoy recordamos a san isidro Labrador
Ma. Fuencisla Sanz en Hoy recordamos a san isidro Labrador
Carlos Ernesto Rojas Zambrana en Domingo Solemnidad Ascensión del Señor
María del Carmen Patiño Nogales en ¿Es necesario una cultura cristiana en Bolivia?
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 4 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 4 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 5 de Pascua
Rodrigo en Domingo 4 de Pascua
Javier Flores en Domingo 4 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 3 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Vía Crucis para niños misioneros
Pamela Arnez Aguilar en Jueves Santo de la Cena del Señor
Wilson Gonzalo Soria Paz en Jueves Santo de la Cena del Señor
Pamela Arnez Aguilar en Domingo Primero de Adviento
Pamela Arnez Aguilar en Domingo Primero de Adviento
Luis Fernando Camiña Moye en Domingo Primero de Adviento
Pacci nanet AlipazLeuteneger en Curso: Formando Apóstoles de la Prevención
Pacci nanet AlipazLeuteneger en Curso: Formando Apóstoles de la Prevención