21 julio,2024
InicioAnimación BíblicaDía 9 Novena de Navidad: "Ha Nacido El Salvador"

Día 9 Novena de Navidad: «Ha Nacido El Salvador»

SALUDO

Estimados hermanos. Hoy estamos de fi esta. Nos hemos preparado con mucho ánimo y alegría para este día en el que concluye nuestra Novena. Llegó el día en el que celebramos la venida de Jesús al mundo, a nuestras vidas y a la de nuestras familias. Él viene en la humildad de un pequeño pesebre, alejado del centro urbano. El Niño Dios con su llegada se ha ganado un lugar en nuestro corazón. Hermanos alegrémonos porque nos ha nacido un Salvador.

ORACIÓN INICIAL

ORACIÓN
María, mujer de la escucha,
haz que se abran nuestros oídos;
que sepamos escuchar la Palabra de tu Hijo Jesús
entre las miles de palabras de este mundo;
haz que sepamos escuchar la realidad en la que
vivimos, a cada persona que encontramos,
especialmente a quien es pobre,
necesitado, tiene difi cultades.
María, mujer de la decisión,
ilumina nuestra mente y nuestro corazón,
para que sepamos obedecer a la Palabra
de tu Hijo Jesús sin vacilaciones;
danos la valentía de la decisión,
de no dejarnos arrastrar para que
otros orienten nuestra vida.
10
10
María, mujer de la acción,
haz que nuestras manos y nuestros pies
se muevan «deprisa» hacia los demás,
para llevar la caridad y el amor de tu Hijo Jesús,
para llevar, como tú, la luz del Evangelio al mundo.
Amén.
(Oración del Papa Francisco a María, mayo de 2013)

CANTO N° 9 “Vamos todos a Belén” (VSJ 342)

VAMOS TODOS A BELÉN
Vamos todos a Belén cantando de gozo,
adoremos al Señor, nuestro Redentor.

En oscura noche una luz brilló,
del cielo una estrella el mundo encendió.

Envuelto en pañales en pobre pajar,
Como dijo el ángel lo hemos de encontrar.

Una voz muy pura oímos cantar:
Gloria en las alturas y en la tierra paz.

oh, mi niño hermoso, oh, Dios inmortal,
Tu por mi naciste en aquel Portal.

Vamos pastores todos con su bendición,
Él es mi esperanza, es mi salvación.

PROCLAMACIÓN DE LA PALABRA

“Mientras se encontraban en Belén, le llegó el tiempo de ser madre; y María dio a luz a su Hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el albergue. En esa región acampaban unos pastores, que vigilaban por turno sus rebaños durante la noche. De pronto, se les apareció el Ángel del Señor y la gloria del Señor los envolvió con su luz. Ellos sintieron un gran temor, pero el Ángel les dijo: “No teman, porque les traigo una buena noticia, una gran alegría para todo el pueblo: Hoy, en la ciudad de David, les ha nacido un Salvador, que es el Mesías, el Señor. Y esto les servirá de señal: encontrarán a un Niño recién nacido envuelto en pañales y acostado en un pesebre”. Y junto con el Ángel, apareció de pronto una multitud del ejército celestial, que alababa a Dios, diciendo: ¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra, paz a los hombres amados por él” (Lc 2, 6-14)!

REFLEXIÓN

El Mesías nace en Belén, en la ciudad de David. María y José llegan a ella como humildes ciudadanos obligados por el poder imperial a realizar un viaje difi cultoso. El Niño nace en condiciones de pobreza y marginación, pero rodeado de los cuidados maternos. El lugar del nacimiento será una señal para los pastores que son los destinatarios privilegiados del nacimiento del Niño Dios. El ángel anuncia a los humildes pastores -no a personas ricas y poderosas- una gran alegría, que lo será también para todo el pueblo.

La causa de tanta alegría es el nacimiento de “un Salvador, que es el Mesías, el Señor” (v. 11): mediante varios títulos se pone de relieve el papel, la misión y la dignidad del que ha nacido. Este anuncio festivo va acompañado de un himno (v. 14) que es, al mismo tiempo, una proclamación del acontecimiento salvífi co. Los pastores aceptan la invitación del mensajero celestial y encuentran al Mesías recién nacido en el pesebre, recibiendo el cariño y el amor de sus padres.

La gente, al escuchar el relato de los pastores quedaba admirada, es el entusiasmo suscitado por la irrupción del Niño Dios en la vida cotidiana. María recibe, contempla y guarda en su intimidad el recuerdo de estos acontecimientos, unos acontecimientos de la que es protagonista junto con su Hijo.

PARA DIALOGAR

¿De qué habla el texto bíblico?
¿Qué nos dice a nosotros el texto bíblico?
¿Cómo respondo a Dios ante lo que nos dice en el texto bíblico?

PALABRA DE LA IGLESIA

“Para la comprensión cristiana de la realidad, el destino de toda la creación pasa por el misterio de Cristo, que está presente desde el origen de todas las cosas: “Todo fue creado por él y para él” (Col 1,16). El prólogo del Evangelio de Juan (1,1-18) muestra la actividad creadora de Cristo como Palabra divina (Logos). Pero este prólogo sorprende por su afi rmación de que esta Palabra “se hizo carne” (Jn 1,14). Una Persona de la Trinidad se insertó en el cosmos creado, corriendo su suerte con él hasta la cruz. Desde el inicio del mundo, pero de modo peculiar a partir de la encarnación, el misterio de Cristo opera de manera oculta en el conjunto de la realidad natural, sin por ello afectar su autonomía” (LS 99).

ORACIÓN FINAL

Oración
Jesús, María y José
en ustedes contemplamos
el esplendor del verdadero amor,
a vosotros, confi ados, nos dirigimos
Santa Familia de Nazaret,
haz también de nuestras familias
lugar de comunión y cenáculo de oración,
auténticas escuelas del Evangelio
y pequeñas iglesias domésticas.
Santa Familia de Nazaret,
que nunca más haya en las familias episodios
de violencia, de cerrazón y división;
que quien haya sido herido o escandalizado
sea pronto consolado y curado.
Santa Familia de Nazaret,
haz tomar conciencia a todos
del carácter sagrado e inviolable de la familia,
de su belleza en el proyecto de Dios.
Jesús, María y José,
Escuchen, acojan nuestra súplica.
R/. Amén.
(Papa Francisco, oración a la Sagrada
Familia, Amoris Laetitia)

Articulos Recientes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

DESTACADO

Comentarios Recientes

Pamela Arnez Aguilar en Domingo 14 Durante El Año
Pamela Arnez Aguilar en Los cantos de la Eucaristía
Pamela Arnez Aguilar en Hoy recordamos a san isidro Labrador
Ma. Fuencisla Sanz en Hoy recordamos a san isidro Labrador
Carlos Ernesto Rojas Zambrana en Domingo Solemnidad Ascensión del Señor
María del Carmen Patiño Nogales en ¿Es necesario una cultura cristiana en Bolivia?
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 4 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 4 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 5 de Pascua
Rodrigo en Domingo 4 de Pascua
Javier Flores en Domingo 4 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 3 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Vía Crucis para niños misioneros
Pamela Arnez Aguilar en Jueves Santo de la Cena del Señor
Wilson Gonzalo Soria Paz en Jueves Santo de la Cena del Señor
Pamela Arnez Aguilar en Domingo Primero de Adviento
Pamela Arnez Aguilar en Domingo Primero de Adviento
Luis Fernando Camiña Moye en Domingo Primero de Adviento
Pacci nanet AlipazLeuteneger en Curso: Formando Apóstoles de la Prevención
Pacci nanet AlipazLeuteneger en Curso: Formando Apóstoles de la Prevención