21 julio,2024
InicioAnimación Bíblica“EL MAYOR DE USTEDES SERÁ EL QUE SIRVA A LOS DEMÁS”

“EL MAYOR DE USTEDES SERÁ EL QUE SIRVA A LOS DEMÁS”

DOMINGO 31 DURANTE EL AÑO

Mensaje del profeta Malaquías 1,14b-2, 2b. 8-10.

Después de la reconstrucción del Templo de Jerusalén y el exilio, luego del retorno a su tierra el pueblo de Israel (cf. Esd 5. 6) restaura el culto, el profeta Malaquías censura una vez más la corrupción religiosa, la reforma había durado muy poco. El profeta critica en primer lugar el comportamiento de los fieles que no ofrecen lo que habían prometido. Luego alza su voz contra los sacerdotes que habían sido objeto de una bendición especial de Dios (cf. Dt 33. 11; cf. Ex 32. 29) se les había sido confiada la misión de bendecir al pueblo (Nm 6. 22). Pero ahora, todos sus privilegios hacen que se convierta en una maldición divina, de la que podrán escapar si corrigen su conducta negativa.

Los sacerdotes desprecian la Ley de Dios y no cumplen con su deber de darla a conocer al pueblo (cf. Ex 24. 7; Dt 33. 10; Ez 44. 33), por ello merecen ser despreciados por el pueblo. El comportamiento de los sacerdotes se manifiesta también en que practican arbitrariamente la Ley y desvían a muchos hermanos de la doctrina y pervirtieron la alianza con Levi.

Deben reconocer que Dios es el único Creador (Is 43. 1 y 15) y Padre (Ex 4. 22; Jr 31. 20) de Israel. La fidelidad a Dios es el fundamento del respeto y el amor entre los israelitas. La explotación del ser humano, las arbitrariedades y las injusticias, es una forma de profanar la Alianza y lleva consigo el desprestigio de quienes debieran respetarla en todo momento.

Mensaje de la primera carta a los Tesalonicenses 2,7b-9.13

El Apóstol centra toda su enseñanza en un solo objetivo: el Evangelio. San Pablo transmite nos su enseñanza sino la de Jesús. Esta enseñanza no puede quedarse a nivel doctrinal, sino que debe llegar a la vida de los Tesalonicenses arriesgando su persona.

Les recuerda cómo se dedicó por entero a ellos en su trabajo de predicación, tratándolos como una madre al hijo que ha de educar y hacer crecer. San Pablo manifiesta por qué se siente tan dichoso: es debido a que los Tesalonicenses han recibido la palabra de Dios que permanece operante en ellos. Por ello el Apóstol se siente orgulloso porque ve en ello la obra de la gracia de Dios mismo.

Mensaje del Evangelio según San Mateo 23,1-12.

La lectura inicia con la constatación de la ocupación de la cátedra-de-Moisés por letrados y fariseos. La cátedra de Moisés es el lugar desde donde se explicaba la escritura en la sinagoga, es además el lugar autorizado de información y de formación. Jesús pone en claro que hay un desface entre la enseñanza y la forma como actúan estas autoridades. Por elo el Señor pide que Hagan lo que les digan, pero que no hagan lo que ellos hacen.

Estos ocupan indebidamente la cátedra de Moisés, ya que la ley preveía que la enseñanza y la interpretación de la Palabra de Dios sería reservada solo a los sacerdotes (Dt 17, 8-12); 31, 9-10; Miq 3, 11: Mal 2, 7-10). Al usurpar esa función, los escribas han introducido un profundo y grave cambio en la religión, han sustituido la fe en la Palabra por un método muy racional y la obediencia al designio de Dios a través del temor y la puesta en práctica de muchas leyes.

Tres aspectos ponen de manifiesto ese quiebre: no hacer lo que se dice; imponer cargas pesadas sin ayudar a llevarlas; hacer cosas para que la gente los vea. Esta tercera situación se explica a través de unos ejemplos: el uso ostentoso de filacterias y flecos; presencia en lugares preferentes; buscan los primeros asientos y ser saludados en las calles.  

La segunda parte del pasaje contiene una clara advertencia a la comunidad cristiana para que no caiga en la misma tentación que los escribas y fariseos. En ella no debe haber una competencia por títulos y puestos de honor. El ejercicio de diferentes funciones no debe ser motivo para producir divisiones en la comunidad. Al contrario, dice Jesús, el que quiera aparecer como “mayor” debe actuar como “servidor”. La comunidad cristiana es presentada, así como una fraternidad profunda en la que todos se reconocen como hermanos y discípulos sin ningún tipo de distinción que se reúne como una familia en torno a un solo Dios.

La conclusión del Evangelio de este domingo es una invitación a la humildad: «El que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido». Esta frase adquiere todo su valor a partir de lo que Jesús a dicho de los letrados y fariseos: no practican lo que dicen, amarran fardos pesados en la gente, pero no mueven ni un dedo para ayudar, todo lo que hacen es para que la gente los vea.

Por: Javier Silva Aparicio

Responsable de la Sección de Animación Bíblica

Área de Evangelización – CEB

Articulos Recientes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

DESTACADO

Comentarios Recientes

Pamela Arnez Aguilar en Domingo 14 Durante El Año
Pamela Arnez Aguilar en Los cantos de la Eucaristía
Pamela Arnez Aguilar en Hoy recordamos a san isidro Labrador
Ma. Fuencisla Sanz en Hoy recordamos a san isidro Labrador
Carlos Ernesto Rojas Zambrana en Domingo Solemnidad Ascensión del Señor
María del Carmen Patiño Nogales en ¿Es necesario una cultura cristiana en Bolivia?
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 4 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 4 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 5 de Pascua
Rodrigo en Domingo 4 de Pascua
Javier Flores en Domingo 4 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 3 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Vía Crucis para niños misioneros
Pamela Arnez Aguilar en Jueves Santo de la Cena del Señor
Wilson Gonzalo Soria Paz en Jueves Santo de la Cena del Señor
Pamela Arnez Aguilar en Domingo Primero de Adviento
Pamela Arnez Aguilar en Domingo Primero de Adviento
Luis Fernando Camiña Moye en Domingo Primero de Adviento
Pacci nanet AlipazLeuteneger en Curso: Formando Apóstoles de la Prevención
Pacci nanet AlipazLeuteneger en Curso: Formando Apóstoles de la Prevención