21 julio,2024
InicioAnimación BíblicaCORRECCIÓN FRATERNA

CORRECCIÓN FRATERNA

DOMINGO 23 DURANTE EL AÑO

Mensaje del profeta Ezequiel 33, 7-9

El texto bíblico nos presenta al profeta como un centinela con características especiales. El profeta debe advertir al malvado de su mala conducta, debe hacerle conocer del mal que se le viene encima, para que se convierta, y se aleje de lo que lo mantiene en el mal. Por eso el profeta no se puede callar, si calla, podría pagar con su propia vida. Lo importante es que la responsabilidad del profeta no concluye con anunciar, debe seguir con su misión de anunciar pese a las dificultades. Al centinela común le basta dar la alarma; si le escuchan o no, ya no es su responsabilidad. No es así es el caso del profeta, este además de advertir de los peligros debe hacer lo imposible por convencer a sus oyentes, porque lo que anuncia viene de Dios, no es una iniciativa personal, ni mucho menos un acto de superioridad ante el pueblo. El profeta habla en nombre de Dios y expresa el profundo deseo de salvar a todas las personas (cf. Ez 18,32).

Mensaje de la carta a los Romanos 13,8-10

El Apóstol en este pasaje, hace referencia a la vida de la comunidad y las condiciones para que mantenga su funcionamiento. El principio que a san Pablo le interesa subrayar es que: «el que ama, tiene cumplido el resto de la ley», y que los demás mandamientos tienen su importancia y acompañan la vida de la comunidad, sin embargo, para el Apóstol todo: «se resumen en esta frase: amarás a tu prójimo como a ti mismo». Jesús afirmó que el principal mandamiento, por lo que, el que ama a Dios y al prójimo, cumple con todo lo que hay que cumplir. Sin duda san Pablo insiste en el amor al prójimo, porque describe la vida de una comunidad de fe, en la que todos tienen que colaborar para el bien común

Mensaje del Evangelio de San Mateo 18, 15-20

Ante un hermano que ofende a otro se debe utilizar todos los recursos para que cambie. El Evangelio muestra que la corrección fraterna es un proceso que debe basarse siempre en el respeto y el amor. El que comete una falta es considerado siempre un hermano (el versículo 15 repite dos veces la palabra hermano) y el caso se debe tratar con reserva, pero con firmeza. Debemos tomar en cuenta que, en el primer siglo, el pecado que cometía una persona implicaba a toda la comunidad. Por ello se entiende que en la solución del mismo este muy presente la comunidad, primero a través de uno de sus miembros, después con alguien más para que sea testigo de la corrección y, finalmente con la intervención de todo el grupo.

En el primer caso cuando se habla al hermano a solas y hace caso, entonces se “habrá ganado al hermano”. De no ser así como se dice en el segundo, a pesar de estar acompañado de otros hermanos y no les hace caso aun estando presente la comunidad, hay que considerarlo como “un pagano o un publicano”. El objetivo de la corrección no tiene como finalidad condenar, sino el de hacer que el hermano vuelva a la comunidad. De hecho, se puede afirmar también que el que cometió la falta no haga caso a la corrección que se le hace: por lo que varios de los miembros queden fuera de la comunidad.

Luego de hablar de la corrección fraterna los discípulos tienen la tarea de atar y desatar, que significa el perdonar pecados. El Evangelio concluye con la promesa de Jesús que tiene gran resonancia en la comunidad: cuando los discípulos se pongan de acuerdo en la tierra para pedir algo en nombre de Jesús, el Padre del cielo se lo concede.

La comunidad debe estar siempre en comunión con el Señor, y esta unión inicia cuando dos o más se reúnen en su nombre. La presencia del Resucitado en la comunidad hace que la oración sea escuchada por el Padre y que la comunidad tenga el poder de «atar y desatar».

Por: Javier Silva Aparicio

Responsable de la Sección de Animación Bíblica

Área de Evangelización – CEB

Articulos Recientes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

DESTACADO

Comentarios Recientes

Pamela Arnez Aguilar en Domingo 14 Durante El Año
Pamela Arnez Aguilar en Los cantos de la Eucaristía
Pamela Arnez Aguilar en Hoy recordamos a san isidro Labrador
Ma. Fuencisla Sanz en Hoy recordamos a san isidro Labrador
Carlos Ernesto Rojas Zambrana en Domingo Solemnidad Ascensión del Señor
María del Carmen Patiño Nogales en ¿Es necesario una cultura cristiana en Bolivia?
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 4 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 4 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 5 de Pascua
Rodrigo en Domingo 4 de Pascua
Javier Flores en Domingo 4 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 3 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Vía Crucis para niños misioneros
Pamela Arnez Aguilar en Jueves Santo de la Cena del Señor
Wilson Gonzalo Soria Paz en Jueves Santo de la Cena del Señor
Pamela Arnez Aguilar en Domingo Primero de Adviento
Pamela Arnez Aguilar en Domingo Primero de Adviento
Luis Fernando Camiña Moye en Domingo Primero de Adviento
Pacci nanet AlipazLeuteneger en Curso: Formando Apóstoles de la Prevención
Pacci nanet AlipazLeuteneger en Curso: Formando Apóstoles de la Prevención