20 julio,2024
InicioAnimación BíblicaRENUNCIAR A SÍ MISMO PARA SEGUIR AL SEÑOR

RENUNCIAR A SÍ MISMO PARA SEGUIR AL SEÑOR

DOMINGO 22 DURANTE EL AÑO

Mensaje del profeta Jeremías 20,7-9

Este pasaje hace parte de las denominadas «confesiones» del profeta Jeremías. En ella se ve al profeta seducido por Dios y no tiene la capacidad, la fuerza para oponerse a la misión que Dios le pide: «Me forzaste y me venciste». Jeremías se ve ahora presa de dificultades, se ve impulsado a anunciar y adoptar una postura de violencia y de ruina que vienen de un mandato divino. En consecuencia, se ha convertido en objeto de risa, burla y desprecio. Y llega a experimentar desaliento y le pasa por la cabeza la idea de olvidarse de los mandatos del Señor y no volver a hablar en su nombre, pero no consigue liberarse. Hay en él como un fuego abrazador que no logra dominar. Al final el profeta se abandona al mandato de Dios.

Mensaje de la carta a los Romanos 12,1-2

San Pablo, exhorta a los cristianos a ofrecer su vida como forma de renuncia, tomando como modelo en orden al cumplimiento de la voluntad de Dios a Jesucristo mismo. El creyente debe renovar su modo de vivir, preguntándose cuál es la voluntad de Dios, dejando de lado el mundo presente. Para el Apóstol en esto consiste la renuncia, así como el verdadero culto y la auténtica adoración.

No hay devoción ni contemplación verdadera sin esta renuncia, que es la misma actitud que llevó al Hijo a ofrecerse en ofrenda y en sacrificio de suave aroma a Dios (Ef 5, 2), es el ejemplo de actitud de renuncia que debe asumir la comunidad cristiana.

Esta es la tarea vital de los cristianos, que, por la misericordia de Dios, deben ofrecer sus propios cuerpos como hostias vivas y santas, en eso consiste el culto verdadero, el culto conforme a Cristo, es decir, la entrega de toda la vida por la causa de Dios, pero sin acomodarse al mundo. Por tanto, la vida del cristiano no es posesión propia, sino que renunciando a su propia vida llega a ser testigo del hijo de Dios.

Mensaje del Evangelio de San Mateo 16,21-27

El Evangelio es continuidad de la confesión de Pedro en Cesárea de Filipo, que Jesús es el mesías el Hijo de Dios. Los discípulos han manifestado a través de Pedro su fe en Cristo. San Mateo menciona en tres ocasiones la pasión de Jesús (Mt 16, 21; 17, 22-23; 20, 17-19). Sin duda se trata del momento central del Evangelio.

Cristo comienza a manifestar a sus discípulos con claridad que su camino hacia su gloria pasa por el sufrimiento y la muerte, que no es comprendido, a pesar de haber hablado en términos comprensibles lo que debía suceder, una misión que no puede evitar. En el momento de su bautismo en el Jordán, Jesús había sido reconocido como el Hijo único y amado, porque cumple la voluntad del Padre al ofrecer su vida para salvar al mundo.

La reacción de Pedro muestra que su comprensión del mesianismo de Jesús es aún muy limitado, a pesar de que ha confesado a Jesús como Hijo de Dios (Mt 16,16), una revelación que Dios le ha concedido. Pero aún ve en Jesús a un Mesías glorioso, según las expectativas de su tiempo. Jesús rechaza su actitud, porque, con su pedido de abandonar el camino de la cruz, Pedro se ha constituye en un obstáculo que le impide cumplir con su misión, de realizar su vocación de Hijo obediente a la voluntad del Padre (Mt 4,1-11).

La respuesta de Jesús a Pedro no está en el plano del rechazo, sino que es una invitación a comportarse como un verdadero discípulo: “ponte detrás de mí”, es decir, ocupar el puesto de discípulo y seguirle. Jesús quiere hacerle ver que el lugar del discípulo no está frente a Él, sino detrás de Él en camino hacia la cruz.

Renunciar a uno mismo, tomar la cruz, y seguirle, son las tres actitudes fundamentales. Implica una conversión total, un giro de valores que compromete a toda la persona. La expresión renunciar a si mismo de hecho sugiere la idea de dejar de lado nuestro proyecto de vida, para vivir según los mandatos de Dios. así mismo “cargar con su cruz” no expresa sólo la capacidad de sufrir por la causa de Jesús, sino sobre todo la opción por una vida como la de Cristo en obediencia plena a la voluntad del Padre.

Por: Javier Silva Aparicio

Responsable de la Sección de Animación Bíblica

Área de Evangelización – CEB

Articulos Recientes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

DESTACADO

Comentarios Recientes

Pamela Arnez Aguilar en Domingo 14 Durante El Año
Pamela Arnez Aguilar en Los cantos de la Eucaristía
Pamela Arnez Aguilar en Hoy recordamos a san isidro Labrador
Ma. Fuencisla Sanz en Hoy recordamos a san isidro Labrador
Carlos Ernesto Rojas Zambrana en Domingo Solemnidad Ascensión del Señor
María del Carmen Patiño Nogales en ¿Es necesario una cultura cristiana en Bolivia?
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 4 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 4 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 5 de Pascua
Rodrigo en Domingo 4 de Pascua
Javier Flores en Domingo 4 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 3 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Vía Crucis para niños misioneros
Pamela Arnez Aguilar en Jueves Santo de la Cena del Señor
Wilson Gonzalo Soria Paz en Jueves Santo de la Cena del Señor
Pamela Arnez Aguilar en Domingo Primero de Adviento
Pamela Arnez Aguilar en Domingo Primero de Adviento
Luis Fernando Camiña Moye en Domingo Primero de Adviento
Pacci nanet AlipazLeuteneger en Curso: Formando Apóstoles de la Prevención
Pacci nanet AlipazLeuteneger en Curso: Formando Apóstoles de la Prevención