21 julio,2024
InicioAnimación Bíblica“NO TEMAS, BASTA QUE TENGAS FE”

“NO TEMAS, BASTA QUE TENGAS FE”

DOMINGO 13 DURANTE EL AÑO

Mensaje del libro de la Sabiduría 1,13-15; 2,23-25.

los vv.13-15 sirve de conclusión del cap. 1, en el que los gobernantes de la tierra son invitados a buscar la justicia, a Dios. Los que así obran no encontrarán la muerte, sino la sabiduría y la vida.

Yavé «ama la vida» (11, 26), sobre todo la vida del hombre (Ez 18, 23-32; 33,11) y no busca su destrucción y su muerte. Dios ha creado todas las cosas y no va a ser ahora quien las destruya. La muerte no entraba en los planes del Creador. Sin embargo, la muerte existe.

El autor considera la muerte física como una consecuencia del pecado. El universo creado por Dios era armonioso (cfr. Gn 1); no había en él criaturas maléficas ni dominaba sobre la tierra el poder del Abismo (de la muerte). El universo creado por las manos de Dios era el reino de la paz, tal como Isaías lo ve restaurado en el futuro mesiánico (Is 11, 6-9); pero el pecado del hombre ha comprometido el orden del mundo y ha puesto en peligro la vida, ha introducido la muerte. No obstante, la «justicia es inmortal»; es decir, los que practican la justicia no morirán para siempre.

Dios creó al hombre a su imagen y semejanza (Gn 1, 27) y, así, lo hace partícipe de la inmortalidad divina; pero el diablo, que es el homicida desde el principio, lo sedujo, y con el pecado del ser humano vino la muerte.

Textos paralelos

Sb 2,23s; 11,23-12,1; Ez 18,32; 33,11; Gn 1,26; 3; Rom 5,12; 2 Pe 1,4.

Mensaje de 2da Carta del Apóstol San Pablo a los Corintios 8,7-9.13-15.

En el concilio de Jerusalén Pablo había empeñado su palabra prometiendo realizar una colecta en beneficio de las comunidades cristianas de Palestina que estaban pasando un mal momento (cf. Gal 2, 10; Rom 15, 25-31). En lo que respecta a la comunidad de Corinto, san Pablo había dado unas disposiciones para que la colecta se realizara de la mejor manera posible (cf. 1 Cor 16, 1-4). Sin embargo, en esta ciudad, después de un buen inicio, había decaído el entusiasmo y disminuido considerablemente la generosidad debido a los disturbios provocados por el grupo de los judaizantes. es el motivo para que escriba esta segunda carta, donde trata de conseguir una mayor participación en la colecta. Recuerda a los corintios que su comunidad se había destacado en todo y que no se entiende que no sobresalgan igualmente por su generosidad. Para levantarles el ánimo les informa que otras comunidades de Macedonia, entre las que se cuenta la de Filipo (Fil 4, 10-19), han contribuido incluso por encima de sus posibilidades (8, 1-5). Apela también al cariño especial que siempre han demostrado por su persona.

Pero la razón última y el verdadero motivo no es otro que el ejemplo del amor de Cristo. El cual, siendo rico, se hizo pobre para que todos nos enriqueciéramos con su pobreza. También la comunidad de los corintios han sido objeto del amor de Cristo y han recibido, por el ministerio de Pablo, la verdadera riqueza (Ef 3,8). que busca la igualdad como expresión de la común fraternidad en el Señor.

Textos paralelos

1 Cor 9,6; 2 Cor 9,7; Flm 8.14; Mt 5,3; 8,20; Flp 2,6s; Rom 15,26s; Éx 16,18

Mensaje del Evangelio según San Marcos 5,21-43.

El Evangelio de hoy nos sitúa de nuevo en la orilla del lago de Genesaret, en el mismo bote desde el que había predicado a la gente (4,1) y con el que había hecho la travesía cuando calmo la tempestad que amenazaba con hundirlos (4,36).

El evangelio inicia con la escena en la orilla del mar, lugar que lo podemos considerar como el de la vocación, pues es allí donde el Señor llama a sus discípulos (Mc 1,16-20; 2,13; 13-17) y es el lugar donde realiza varias de sus enseñanzas (Mc 3,9; 4,1). Jesús quiere explicar a través de palabras y de obras quien es Él y cuáles deben ser las actitudes que deben caracterizar a sus seguidores, a quienes instruye con parábolas (Mc 4 1-35) y con signos. Los milagros realizados como: la tempestad calmada, la curación del endemoniado de Gerasa, la curación de la hemorroisa y la vuelta a la vida de la hija de Jairo, son para dar a conocer la soberanía de Dios y hacer ver que su poder que no tiene límites, es decir, que tiene autoridad sobre las fuerzas de la naturaleza (Mc 4,35-41) y sobre la misma muerte (Mc 5,35-43).

El episodio se desarrolla en medio de mucha gente que los seguía y lo apretujaba: llega Jairo, un personaje distinguido de la sinagoga que le pide por su hija que tiene doce años y se está muriendo. Este es el punto de partida de los dos milagros que Jesús va a realizar. Jairo se postra ante el Señor, le ruega que vaya a su casa y le imponga las manos para curar a la niña. Jesús va con él y entre la multitud que lo acompañaba, estaba una mujer con flujo de sangre que le obligaba a vivir excluida, marginada de participar en las actividades religiosas y de la vida social porque todo lo ella tocaba quedaba impuro según la ley (Lv 14,25-27), y había gastado todos sus recursos con los médicos, pero en vez de mejorar había empeorado. Al escuchar hablar a Jesús, llena de esperanza se dice así misma: “Con solo tocar su manto quedaré sana.” De forma desapercibida entre la multitud, toca el manto de Jesús y al instante queda curada de su malestar. Ante la reacción del Maestro que pregunta ¿quién me ha tocado? La mujer se siente descubierta, atemorizada y temblorosa cae a los pies de Jesús y dice su verdad, Jesús rompiendo la norma de la pureza le dice: “hija tu fe te ha sanado; vete en paz y queda curada de tu mal” (Mc 5,34).

En el mismo momento, unos emisarios de la casa de Jairo les informan que la niña ha muerto, no hacía ya falta molestar al Maestro. Sin embargo, Jesús no quiere desatender al Padre: “no tengas miedo basta que tengas fe” se dirigen a la casa y pide que se retiren las plañideras y los músicos. De igual manera que en el AT. Había tomado de la mano a Israel, su siervo, para salvarle (Is 41,13; 42,6) ahora es Jesús quien toma a la niña de la mano y le ordena: “! Niña levántate ¡” (Mc 5,41). En ese mismo instante la niña pasa de la muerte a la vida. La fe ha transformado la vida de estas dos mujeres marginada ellas han recobrado la vida y la dignidad para continuar viviendo.

Textos paralelos

Mt 9,18-26; Lc 8,40-56

Colaborador: Javier Silva

Sección Animación Bíblica de la Pastoral

Área de Evangelización – CEB

Articulos Recientes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

DESTACADO

Comentarios Recientes

Pamela Arnez Aguilar en Domingo 14 Durante El Año
Pamela Arnez Aguilar en Los cantos de la Eucaristía
Pamela Arnez Aguilar en Hoy recordamos a san isidro Labrador
Ma. Fuencisla Sanz en Hoy recordamos a san isidro Labrador
Carlos Ernesto Rojas Zambrana en Domingo Solemnidad Ascensión del Señor
María del Carmen Patiño Nogales en ¿Es necesario una cultura cristiana en Bolivia?
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 4 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 4 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 5 de Pascua
Rodrigo en Domingo 4 de Pascua
Javier Flores en Domingo 4 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 3 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Vía Crucis para niños misioneros
Pamela Arnez Aguilar en Jueves Santo de la Cena del Señor
Wilson Gonzalo Soria Paz en Jueves Santo de la Cena del Señor
Pamela Arnez Aguilar en Domingo Primero de Adviento
Pamela Arnez Aguilar en Domingo Primero de Adviento
Luis Fernando Camiña Moye en Domingo Primero de Adviento
Pacci nanet AlipazLeuteneger en Curso: Formando Apóstoles de la Prevención
Pacci nanet AlipazLeuteneger en Curso: Formando Apóstoles de la Prevención