17 julio,2024
InicioAnimación Bíblica“TANTO AMÓ DIOS AL MUNDO, QUE ENTREGÓ A SU ÚNICO HIJO”

“TANTO AMÓ DIOS AL MUNDO, QUE ENTREGÓ A SU ÚNICO HIJO”

CUARTO DOMINGO DE CUARESMA – CICLO “B”

Mensaje del segundo libro de las Crónicas 36,14-16.19-23

Ante las infidelidades del pueblo, de las autoridades que se habían dejado influir por el culto idolátrico profanando el templo y sus actos de infidelidad cada vez son mayores, provoca la ira de Dios. Sin embargo, el Señor, siempre fiel a sus promesas frente al mal comportamiento del pueblo, y para que enderecen sus caminos envía a sus profetas para que se conviertan y retomen el sendero de la salvación, sin embargo, todo parece ser vano, el pueblo se burla y menosprecian las palabras de los profetas, hasta el punto que no hay remedio.

Ante la obstinación del pueblo que no quería caminar por los senderos de la Ley, Dios se sirve del poder del imperio neobabilónico para poner punto final a la situación de corrupción, abusos e infidelidades a la que había llegado el pueblo, es a través de la invasión de este imperio que La ciudad es destruida, el templo devastado, los pobladores que lograron sobrevivir son llevados al exilio, dando inicio a la amargura de un largo destierro lejos de su tierra natal. El destierro es la lógica consecuencia de haberse apartado de Dios y de no haber escuchado a sus profetas.

Textos paralelos

18: 2 Re 25,14; 19: 2 Re 25,9s; Esd 1,1-3; Mt 23,34-36

Mensaje de la carta del Apóstol San Pablo a los Efesios 2,4-10

La segunda lectura es un himno a la misericordia y al amor de Dios que nos libera de la muerte y nos lleva a la vida plena. Dios nos salva a través de la resurrección de Jesús, constituyéndose en el único mediador que nos abre el camino. El texto deja en claro que la oferta de salvación es don gratuito de Dios. Él es quien hace de cada cristiano una creación nueva, llamado a vivir de acuerdo con su ser de creyente, dedicado siempre a realizar “buenas obras” como una norma de conducta.

En este sentido se debe subrayar las afirmaciones que hace el apóstol: “Dios nos volvió la vida junto a con Cristo; nos ha salvado gratuitamente, nos ha resucitado con Cristo Jesús y nos ha sentado en el cielo con él”. La nueva vida que el creyente posee en Cristo no es sólo la esperanza de una realidad en el futuro, sino es una realidad presente fruto de la acción salvadora de Cristo. Esta descripción de la vida cristiana, como fruto de la riqueza de la misericordia de Dios, no puede ser más optimista y esperanzadora.

Textos paralelos

Col 2,13; Col 2,12; 3,1-4.

Mensaje del Evangelio de san Juan 3,14-21

El texto establece una semejanza simbólica entre la cruz y la serpiente de bronce. Así como Moisés levantó la serpiente de bronce en el desierto, por mandato de Dios, para salvar al pueblo de una plaga de serpientes (Num 21,4-9); así “tiene que ser levantado el Hijo del hombre” (Jn 3,14).Es decir, que al presentar la muerte del Hijo de Dios como “exaltación” – “ser elevado” tiene la virtud de otorgar vida plena, es decir, el de conceder la vida eterna (Jn 3,15).

El término “elevar”, “ser elevado” en el Antiguo Testamento está presente en varios pasajes donde Dios “engrandece” “exalta a su ungido” (cf. 1Sam 2,1.10; Sal 75,11; 92,11). Exaltación que se encuentra también y de manera especial en el cántico del siervo sufriente: “He aquí que mi siervo prosperará, será engrandecido y ensalzado, puesto muy alto” (Is 52,13). En el Nuevo Testamento esta expresión la encontramos en el Evangelio de san Lucas: “A los potentados derribó del trono, y elevó a los humildes” (Lc 1,52); lo propio en el libro de los Hechos de los Apóstoles: “El Dios de nuestros padres resucitó a Jesús, a quien ustedes dieron muerte colgándolo de una cruz; a Éste lo ha exaltado Dios a su diestra como príncipe y salvador, para dar a Israel el arrepentimiento y remisión de los pecados” (Hch 5,30s; cf. también Hch 2,33).

El v. 15 anuncia el propósito central por el que debe cumplirse la elevación del Hijo del Hombre, es decir, que Jesús debe asumir el camino de la cruz y de la glorificación: “para que todo el que cree en Él tenga vida eterna”, por lo que la exaltación del Hijo del hombre, se constituye en el acontecimiento salvífico por excelencia: “Cuando yo sea levantado sobre la tierra, atraeré a todos hacia mí” (Jn 12, 32), porque el plan de salvación de Dios es dar vida a toda la humanidad, glorificando así a su Hijo (Jn 17,2; cfr. 13, 31-32).

Más adelante se presenta el momento cumbre del diálogo a través de una afirmación suprema: “Tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Hijo único, para que quien crea en Él no muera, sino tenga vida eterna” (v.16). Esta es la afirmación clara y determinante del amor de Dios, que es la causa real y última de la misión de su Hijo en el mundo. Luego de esta afirmación se habla del juicio: “Porque Dios no mandó su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salve por Él” (v. 17).

Dios en un acto de amor envío a su Hijo único para salvar a todo el mundo. La salvación está destinada a toda la humanidad. La salvación solo es posible a través de Jesús, aceptándolo como la Luz del mundo.

Textos paralelos

Nm 21,4-9; Sab 16,5-7 | 21: Mt 5,14-16.

Javier Silva

Sección Animación Bíblica de la Pastoral

Área de Evangelización – CEB

Articulos Recientes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

DESTACADO

Comentarios Recientes

Pamela Arnez Aguilar en Domingo 14 Durante El Año
Pamela Arnez Aguilar en Los cantos de la Eucaristía
Pamela Arnez Aguilar en Hoy recordamos a san isidro Labrador
Ma. Fuencisla Sanz en Hoy recordamos a san isidro Labrador
Carlos Ernesto Rojas Zambrana en Domingo Solemnidad Ascensión del Señor
María del Carmen Patiño Nogales en ¿Es necesario una cultura cristiana en Bolivia?
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 4 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 4 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 5 de Pascua
Rodrigo en Domingo 4 de Pascua
Javier Flores en Domingo 4 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 3 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Vía Crucis para niños misioneros
Pamela Arnez Aguilar en Jueves Santo de la Cena del Señor
Wilson Gonzalo Soria Paz en Jueves Santo de la Cena del Señor
Pamela Arnez Aguilar en Domingo Primero de Adviento
Pamela Arnez Aguilar en Domingo Primero de Adviento
Luis Fernando Camiña Moye en Domingo Primero de Adviento
Pacci nanet AlipazLeuteneger en Curso: Formando Apóstoles de la Prevención
Pacci nanet AlipazLeuteneger en Curso: Formando Apóstoles de la Prevención