20 julio,2024
InicioDestacadoRincón Litúrgico: “El celo por tu casa me consume” (Jn 2, 17)

Rincón Litúrgico: “El celo por tu casa me consume” (Jn 2, 17)

El Evangelio de este domingo nos dice que Jesús echó a los vendedores del Templo, porque habían convertido la casa de Dios en una cueva de ladrones.   

Jesús no ha empezado todavía su predicación; se dirige al Templo de Jerusalén que es el corazón de la religión del pueblo judío y el símbolo de su espiritualidad.

Es el lugar donde solamente los sacerdotes judíos ejercen las funciones sagradas;  ahí es      donde el pueblo necesita recurrir a su ministerio para ofrecer sus víctimas. El Templo es el lugar donde afluyen las ofrendas y los dones de todo el país: los jefes de los sacerdotes disponen de este tesoro. Además, son ellos los que administran los impuestos que pagan los vendedores y los cambistas del templo. «Me devora el celo de tu casa, los insultos de los que te insultan cayeron sobre mi». Esto está escrito  en el salmo 69,9. En realidad, el decreto de los Jefes de los sacerdotes llevará a Jesús a la muerte.

Entonces, los Apóstoles no podían comprender estas palabras; para ellos no había más cosa sagrada que el Templo y la Escritura. Pero algún día, sabrán que la más insignificante Palabra de Jesús tiene tanto peso como toda la Escritura.  Y también comprenderán que la Persona de Jesús es el verdadero Templo.

Hasta entonces, los seres humanos construían Templos y buscaban lugares donde encontrar Dios y lograr sus favores.  Ahora Dios se ha hecho presente en la Persona de Jesús; Él es el que nos entrega todas las riquezas de Dios en el verdadero templo (Jn 2, 20-21).

El Papa Francisco nos dice:

Tantos dicen que están en la Iglesia, pero están con un pie adentro y con el otro aún afuera. Se reservan, así, la posibilidad de estar dentro y fuera. Para esta gente, la Iglesia no es su casa, no la sienten como propia. Para ellos es un alquiler. Yo entro en la Iglesia, pero con esta idea, con esta ideología. Y así su pertenencia a la Iglesia es parcial.

También  estos tienen un pie fuera de la Iglesia. También para estos la Iglesia no es una casa, no es propia. En un determinado momento alquilan la Iglesia.  Somos católicos, pero con estas ideas: una alternativa.  No comparten ese sentir propio de la Iglesia. 

Otros, aquellos que se dicen cristianos, pero que no entran con el corazón en la Iglesia buscan las ventajas y van a la Iglesia, pero por ventaja personal, y terminan  haciendo negocios en la Iglesia.  Los especuladores. Se pavonean de ser precisamente benefactores y al final, detrás de la mesa, hacían sus negocios. Y estos tampoco sentían  a la Iglesia como madre.  Como propia. Y Jesús dice: “¡No, la Iglesia es libre!».  Si tú quieres entrar en la Iglesia, que sea por amor, para dar todo tu corazón y no para hacer negocios en tu beneficio. La Iglesia no es una casa de alquiler, es una casa para vivir como madre propia.

“Señor, que mi servicio a la comunidad esté marcado por el amor”.

Hoja Dominical «Día del Señor»

Articulos Recientes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

DESTACADO

Comentarios Recientes

Pamela Arnez Aguilar en Domingo 14 Durante El Año
Pamela Arnez Aguilar en Los cantos de la Eucaristía
Pamela Arnez Aguilar en Hoy recordamos a san isidro Labrador
Ma. Fuencisla Sanz en Hoy recordamos a san isidro Labrador
Carlos Ernesto Rojas Zambrana en Domingo Solemnidad Ascensión del Señor
María del Carmen Patiño Nogales en ¿Es necesario una cultura cristiana en Bolivia?
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 4 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 4 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 5 de Pascua
Rodrigo en Domingo 4 de Pascua
Javier Flores en Domingo 4 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Domingo 3 de Pascua
Pamela Arnez Aguilar en Vía Crucis para niños misioneros
Pamela Arnez Aguilar en Jueves Santo de la Cena del Señor
Wilson Gonzalo Soria Paz en Jueves Santo de la Cena del Señor
Pamela Arnez Aguilar en Domingo Primero de Adviento
Pamela Arnez Aguilar en Domingo Primero de Adviento
Luis Fernando Camiña Moye en Domingo Primero de Adviento
Pacci nanet AlipazLeuteneger en Curso: Formando Apóstoles de la Prevención
Pacci nanet AlipazLeuteneger en Curso: Formando Apóstoles de la Prevención